DE LA MAGDALENA

María M2

“Simón, ¿Ves esta mujer?

Entré en tu casa y no me diste agua para mis pies

En cambio, ella ha lavado mis pies con sus lágrimas

Y los ha secado con sus cabellos”.

¡Ay! ¿Qué podré ofrecerte si todo lo perdí?

Estas mis manos cansadas de ofenderte

Mis ojos vanos yo te ofrezco,

Amado mío, y mis labios profanos

Y algo de paz que a tu paz yo pueda dar.

Bañen tus pies mis ojos

Límpienlos mis cabellos

Y de tormento mi boca

Les dé besos sin cuento

Yo que sudé en tu ofensa

Hoy vivo para ti

Y de mis males proceda mi defensa

Mis ojos y toda yo a ti me ofrezco,

Amor mío, y mis labios profanos

Algo de luz que a tu luz yo pueda dar.

Bañen tus pies mis ojos

Límpienlos mis cabellos

Y de tormento mi boca

Les dé besos sin cuento.

“Y no me pusiste aceite en la cabeza, Simón

Pero ella ha derramado perfume sobre mis pies…

Y no me besaste al entrar a tu casa

Pero Magdalena, desde que me vio

Me ha colmado con sus besos

Magdalena,…. Magdalena, ve en paz…

Tranquila que nadie te juzga,

Ni yo te juzgo, te amo….”

“Lo sé…. Y yo te amo.

Fray Luis de León

María M

Hoy celebramos a María Magdalena,

Primer Testigo de la resurrección,

Fue enviada a anunciar la Buena Noticia a los apóstoles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s