CLAUSURA AÑO DE FORMACIÓN CFAM-CEMAC 2015

Hoy 14 de Noviembre se realiza la Clausura de CFAM-CEMAC 2015. Queremos saludar a los  formadores y  a las y los  jóvenes que participaron en la formación en este año. Sabemos por experiencia el mar de emociones que llevan en su corazón este día. Han finalizado una etapa y comienzan una nueva, sea cual sea el camino que han elegido tomar desde hoy, Les deseamos que conserven su amistad con Jesús, y que sea junto a él, en el lugar donde estén, que puedan ser testigos de la alegría y la esperanza. 

Equipo del Blog Smé Honduras

A continuación les compartimos los testimonios de Roberto Bigras pmé y Joel Andino, Joven hondureño en formación, sobre lo que ha sido su experiencia durante este año.

CFAM-CEMAC 2015
Cfam- Cemac 2015 de izquierda a derecha Roberto Bigras pmé, Joel Andino (Honduras), María Elena Tovar (Directora Cfam-Cemac 2015) Joice Ruiz (Costa Rica), Mark Anthony Perez (Filipinas), Yesenia Blanco (El Salvador), Joao Marinho Neto (Brasil), Tessa Krishna Milan (Filipinas)

El centro ha recibido este año 6 jóvenes que vienen de 5 países diferentes: Brasil, Filipinas,  El Salvador, Costa-Rica y Honduras.  Es el último año de presencia en Honduras para el CFAM. El proyecto sigue pero en otro país, Kenya. Sin embargo,  el CEMAC, proyecto de los obispos de América- Central,  continúa en Honduras en la misma casa.

Hoy 14 de noviembre  celebraremos  la clausura del año y el 16 de noviembre se realizará el traspaso al CEMAC.

El año se vivió en un ambiente fraternal donde se aprendió con esfuerzo a respetar los valores de cada cultura de los países de los participantes. Los conflictos son  inevitables sobre todo por la diversidad cultural. Sin embargo, yo he admirado la manera en que resolvieron eso entre ellos. Pienso que había madurez. Todos tienen alrededor de 30 años y con experiencia pastoral en su país respectivo y eso ayudó al grupo a crecer sin división.

Hemos mantenido un buen grado de formación tanto a nivel espiritual como humano y apostólico. No obstante, hemos favorecido más el aspecto apostólico donde vivieron la experiencia por más de un mes seguido además de todos los sábados. Dos hicieron su apostolado en una comunidad, una aldea a unos kilómetros del centro, dos  en un centro por personas jóvenes discapacitadas y  otros dos en un centro para personas mayores.

Para su formación espiritual y humana, cada semana tenían encuentro con una psicóloga además de un acompañamiento. Aprendieron a conocerse  y vivir una espiritualidad de discernimiento.

Personalmente me siento contento y satisfecho de esta experiencia que he vivido de acompañamiento  por un año,  pero fue para mí también un año de crecimiento en el sentido  de que la presencia cotidiana con estos jóvenes es un regalo y una gracia de Dios al mismo tiempo porque me permitió también a penetrar culturas diferentes.

 p.Roberto BigrasRoberto Bigras pmé.

Quiero comenzar mandando un saludo fuerte a la distancia a todos los miembros de esta gran familia de la SME. Les comparto la alegría que me invade al concluir este año de formación en el CFAM-CEMAC. Han terminado ya 9 meses de formación y la experiencia vivida me ha dejado un gran aprendizaje donde he tenido momentos de desafío conmigo mismo, con mis compañeros y con Dios.

Entré al CFAM-CEMAC el 13 de febrero del 2015 junto con 5 compañeros más donde aprendí la importancia de la aceptación, el respeto. En la aceptación de una nueva cultura que viene y me acepta, pero también yo la acepto he ahí el lenguaje del amor, donde no importa ni la cultura, ni las distintas formas de pensar cuando está el dialogo, el respeto del uno al otro ya sea, en los momentos cotidianos del día a día o cultural, o ideales distintos, pero lo importante es aceptar y respetar la realidad del otro, he ahí la comunicación fraterna entre nosotros y la más importante. Durante estos 9 meses comprendí y experimenté la importancia que encierra el animarnos el uno al otro, pues, cuando estamos atrapados en dificultades necesitamos la mano del hermano y no basta solo ayudarle a ponerse en pie, si no, animarle a continuar,  que siga adelante en este camino que no es fácil he ahí lo que nos dice el Evangelio “Amémonos unos a los otros como yo les amo”, Jesús se hace presente día a día en cada uno de nosotros.

Les quisiera compartir que mi tiempo en el CFAM-CEMAC  lo comparo como la gestación del bebé que esta 9 meses en el vientre de su madre, al igual que el bebé los primeros meses para mí en el CFAM fueron para adaptarme he ir aceptando poco a poco el estilo de vida de mi nuevo hogar, de mis nuevos hermanos, y es aquí donde comenzaron los primeros meses de mi nueva aventura.

Al igual que el bebé iba creciendo poco a poco y desarrollando actitudes que fui descubriendo a lo largo del proceso, al transcurrir ya estos 9 meses viene el nacimiento un nacimiento a una etapa nueva donde hay nuevos retos, nuevos aprendizajes, y nuevos compañeros, es un morir, pero también un renacer estoy agradecido con Dios y con mis compañeros de comunidad del CFAM-CEMAC por esta gran experiencia vivida, y porque son parte de esta la historia sagrada de mi vida, quiero terminar diciendo “ Animémonos unos a los otros en todo momento”.

Joel Andino (Honduras)Joel Andino

Originario de Pespire

Diócesis de Choluteca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s