COMUNICADO

Por este medio la Comisión Nacional de Pastoral Social de la Iglesia Católica de Honduras y el obispo de Choluteca, al pueblo hondureño manifiestan lo siguiente:

Ante el drama ocurrido el día martes 17 de mayo en horas de la mañana, cuando tres jóvenes de las comunidades de La Providencia y El Chagüite, del municipio de El Corpus, que estaban haciendo labores de extracción de oro con el propósito de llevar el sustento diario a sus hogares fueron sorprendidos con un derrumbe en el cerro Cuculmeca.

1- En este momento difícil que están afrontando las familias de los jóvenes soterrados, nos solidarizamos con ellas y pedimos a Dios que les dé consuelo y fortaleza.

2- Hacemos un llamado al pueblo hondureño a solidarizarse y acompañar a las familias sometidas a esta prueba, para darles fortaleza, fe y esperanza.

3- Recomendamos a las autoridades competentes del gobierno que ordenen el cierre de la mina Cuculmeca, para que no haya más pérdidas de vidas humanas, hasta que se estabilice el terreno con el acuerdo de todas las partes involucradas.

4- Solicitamos al gobierno que, con el apoyo de la empresa privada, cree en esa zona nuevas alternativas de empleo que dignifiquen la persona humana, dentro de los principios de justicia, solidaridad y bien común.

Dado en Choluteca a los 19 días del mes de mayo de 2016.

Mons. Guido Charbonneau

obispo de Choluteca

y

Presidente de la Comisión Nacional de Pastoral Social de la Iglesia Católica de Honduras

El ÍCONO DE PENTECOSTÉS

Mandalas son representaciones simbólicas espirituales y rituales del macrocosmos y el microcosmos, utilizadas en el budismo y el hinduismo. Para los Budistas, su función es la meditación. No obstante, el proceso más importante para ellos es su “creación”. Ella muestra un camino, un  “recorrido” y revela las vivencias actuales de quien lo diseña.

El mandala es camino de conexión entre el ser humano y la divinidad, tanto en el proceso de creación como en el momento de contemplarlo. “Desde el punto de vista espiritual, “el mandala” es un centro energético de equilibrio y purificación que ayuda a transformar el entorno y la mente de quien medita en ellos”, explica el experto Claudio María Domínguez

El símbolo del Círculo

El mandala tiene su origen en India y su nombre en sánscrito significa “círculo o rueda”. Estructuralmente, el espacio sagrado (el centro del universo y soporte de concentración) es representado como un círculo. Se considera que es una forma perfecta porque simboliza el cosmos y la eternidad; la creación, el mundo, el ser humano y la vida. Todo en el universo desde los planetas, el sol y la luna hasta la naturaleza en la Tierra: árboles, flores, etc. todo sigue una línea circular, por eso se cree que este dibujo representa los ciclos infinitos de la vida. Esa es la razón por la que, a su vez, este esquema recuerda que el ser humano es un sistema dentro de sistemas, que pertenece al Absoluto y el Absoluto está dentro de él.

Jüng consideraba que la persona moderna está desintegrada, separada de sí-misma, por esto dice: “Hoy día el símbolo geométrico del círculo ha vuelto a desempeñar un papel importante…El círculo es un símbolo de la psique”.

¿Por qué usar la forma circular en el ícono de Pentecostés?

El círculo evoca el universo y también el seno materno. Con la irrupción del Espíritu, un mundo nuevo está naciendo. En oposición a lo cuadrado apto para representar el legalismo, la rigidez, el machismo, la forma circular representa la flexibilidad.

Icône 8x8

EL ÍCONO DE PENTECOSTÉS

El ícono de Pentecostés no es narrativo a la manera terrestre. Es espiritual y mística. Es la representación de todas las Pentecostés, las de ayer, de hoy y de mañana. Es una escritura escatológica.

Cincuenta días después de la Pascua, los judíos celebraban la fiesta de las cosechas. Pentecostés sobrepasa la fiesta de las cosechas de la Antigua Alianza. Ya no son los frutos terrestres los que son motivo de solemnidad, son los dones del Espíritu Santo los que invitan a la fiesta.

Los símbolos

  • Las construcciones: Pentecostés es el inverso de Babel. Las construcciones evocan el mundo que construimos bajo la guía del Espíritu Santo. Él asume el protagonismo en la creación de una Sociedad nueva donde todos se entienden. Con el don del Espíritu, Dios lleva la creación y al ser humano a su plenitud.
  • Las personas
  1. María: En el centro del círculo, vemos a María. Es la Virgen de la anunciación. En ese momento, ella había recibido la plenitud del Espíritu Santo. María embarazada ocupa un lugar central como educadora de la comunidad. Su embarazo pone a Cristo en el centro del mandala y del icono. En pentecostés. María participa activamente en el nacimiento de la Iglesia, Cuerpo histórico de Cristo.
  2. Los doce: El círculo del grupo de apóstoles indica una comunidad de iguales regida por una ley nueva. Como en el Sinaí, Dios comunica una ley nueva. No la escribe en tabla de piedra. La imprime en un corazón de la comunidad. Las personas son equidistantes. Si miramos bien… los que están reunidos son doce, simbolizando así a los doce apóstoles. Sin embargo, vemos a San Pedro al lado derecho de María y frente a él está Pablo, luego siguen los evangelistas, a la derecha Mateo y Lucas y a la izquierda Juan y Marcos. Simón, Bartelomé y  Felipe completan los seis de la derecha, mientras que  Andrés, Santiago y Tomás los últimos de la izquierda.

El enigma del ícono: Pablo no estaba presente en el momento de Pentecostés. Marcos y Lucas no estuvieron en el grupo de los apóstoles. Esto es parte del enigma del Ícono.

El ícono muestra precisamente un pentecostés místico que tuvo su origen en el tiempo y el espacio, sin embargo no se detuvo allí. Hoy y siempre se celebra Pentecostés. Es la Pentecostés de toda la Iglesia, de la cual los apóstoles son los representantes.

  • La puerta en la parte inferior: Abajo del ícono, frente a María embarazada, hay otra construcción con doce puertas. Es la enseñanza de los apóstoles. Apoc. 21, 9s. En este espacio hay una asamblea compuesta de personas que representan la diversidad de los pueblos.  Es la universalidad.

 

  • El fondo negro: simboliza el caos y la ignorancia del mundo en espera del Espíritu. Las estrellas y la luna representan el universo entero que también espera. “Toda la creación espera ansiosamente la revelación de los Hijos de Dios” Rm 8, 18s

    EL ÍCONO DE PENTECOSTÉS ES UN LENGUAJE ESCRITO EN FORMA DE SÍMBOLO. POR LO TANTO, ES UNA ESCRITURA ICONOGRÁFICA ABIERTA APTA A LA CONTEMPLACIÓN Y LA MEDITACIÓN.

Andrés Dionne pmé.

Como ayuda a su meditación, le invitamos a escuchar la Secuencia de Pentecostés

 

“LES CONVIENE QUE ME VAYA”

ascensiónAl despedirse de los suyos, Jesús les dice: «Yo me voy al Padre y ustedes están tristes… sin embargo, les conviene que yo me vaya para que reciban el Espíritu Santo» (Juan 16, 7)

Los discípulos no querían perder la seguridad que les daba la presencia de Jesús. Tenían miedo de lanzarse sólo, pero Jesús sabía que su ausencia los haría crecer en madurez. El Espíritu que Él les comunica promoverá el crecimiento responsable y adulto de los suyos en su ausencia. La subida de Jesús junto al Padre los liberará de su dependencia infantil y podrán actuar con autonomía. Podrán tener iniciativas y ser creativos para abrir caminos de vida.

La fiesta de la Ascensión del Señor nos recuerda que, terminada la presencia histórica de Jesús, vivimos “el tiempo del Espíritu”, tiempo de creatividad y de crecimiento responsable. El Espíritu no nos proporciona “recetas eternas” sólo tendríamos que repetir siempre. Él nos ilumina y alienta para ir buscando caminos siempre nuevos y para reproducir hoy su actuación en nuestras realidades humanas. Así el Espíritu nos conduce hacia la verdad completa de Jesús.

No caigamos en la tentación de quedar mirando al cielo…. como esperando que Él vuelva y se haga cargo de nuestras obligaciones. Nunca seremos libres si se quedamos allí mirando el cielo pasivamente. Como discípulos, tenemos que hacernos cargo de la tarea dejada inconclusa por Jesús y hacernos cargo también de nosotros mismos.

FELIZ DÍA DE LA ASCENSIÓN

EL EQUIPO DE REDACCIÓN

LA NECESIDAD DE NUEVAS ALIANZAS

primero de mayoQueremos compartir con ustedes un artículo publicado por Radio Progreso con ocasión del primero de mayo. Nos parece importante reflexionar porque no podemos seguir añorando y celebrar las luchas pasadas sin perspectivas. Buena lectura!

El equipo de redacción

La realidad es mucho más profunda que la que aparenta el primero de mayo. La realidad es mucho más que las consignas y una caminata festiva en las calles. El sindicalismo se ha reducido a muy pocas organizaciones con dirigencias burocratizadas y en pleno contubernio con la patronal. No sólo se ha debilitado por los giros que ha dado el capital y sus empresas, sino que sus dirigentes se han quedado estancados en un discurso trasnochado, con consignas vacías, con acuerdos entre cúpulas y muy alejadas de sus bases, y más alejadas todavía de las realidades de explotación tan diversas en estos tiempos complejos del siglo veintiuno.

De igual manera, en estos años que corren del presente siglo, han surgido nuevas fuerzas de trabajadores y trabajadoras que han roto con el molde tradicional de clase obrera salarial y que tiene como contrapartida un patrón que lo explota. Hoy la gente trabajadora se ha diversificado y la patronal se ha difuminado en ese extenso y complejo mundo de la economía informal y subterránea.

Han surgido en estos tiempos nuevas fuerzas y nuevos escenarios de lucha, que demandan una lectura actualizada, vigorosa y creativa por parte de los sectores académicos, intelectuales y políticos para saber interpretar las nuevas y profundas explotaciones, los rasgos que adquiere en la actualidad la clase trabajadora y las instancias organizativas que se han de impulsar para que expresen las nuevas realidades y demandas de los sectores explotados.

En el pasado se habló de la alianza obrero campesina, ¿qué es esa alianza que hemos de impulsar como prioritaria? ¿Acaso no se pueden ensayar e impulsar nuevas alianzas, por ejemplo entre obreras y pobladores, entre juventudes estudiantiles con juventudes de barrios y colonias marginales? ¿No habría que pensar en alianzas entre organizaciones sociales campesinas e indígenas con organizaciones de migrantes en el exterior? ¿No es necesario pensar en alianzas entre las organizaciones de mujeres de diversos sectores urbanos, campesinos, indígenas?

No hay duda entonces que la clase trabajadora tiene que redefinir su identidad en nuestro tiempo. Ya dejó de ser la clase obrera tradicional con sus aliados naturales los campesinos. Hoy se tiene que definir la nueva alianza popular y trabajadora, que hemos de construirla a partir de los migrantes, los trabajadores informales, los pobladores, las trabajadoras de la maquila y los campesinos pobres. Estos sectores sociales son los llamados a constituirse en los actores de la alianza popular y política para la lucha por las transformaciones sociales, económicas y políticas. En la capacidad de lograr esta nueva alianza y en la capacidad de articular un proyecto de país se definirá el futuro del país que soñamos y queremos.