Nueva misionera para Honduras

griperf

El día domingo 8 de enero de 2017, celebramos con mucha alegría el envío misionero de Grisel Cabrera Martínez.  Ella es costarricense.   Grisel se ha unido a la gran familia de la Sociedad de las Misiones Extranjeras de Quebec (SME) como misionera laica asociada e integrará por los próximos cuatro años el grupo local de Honduras en la región de América Latina.

El sábado 7 de enero, algunas amigas de Grisel,  quienes fueron también sus colaboradoras en toda la organización de este envío misionero organizaron una pequeña reunión en el salón parroquial de Santa Bárbara de Pavas en San José. Este encuentro tenía el propósito de compartir un café y darles la bienvenida a los miembros del grupo local de la SME en Honduras quienes viajaron a Costa Rica para acompañar a Grisel y, por supuesto, llevar a cabo la firma del contrato mediante el cual la nueva misionera se compromete a servir al pueblo hondureño. Este fue un momento muy grato en el que se compartieron experiencias, anécdotas y se aprovechó para hacer nuevos amigos.

El día domingo en la mañana, día de la Epifanía del Señor, los participantes nos reunimos en la parroquia María Reina del Universo en Pavas, San José, para celebrar el envío misionero de Grisel. Familiares, amigos y colaboradores junto a la comunidad parroquial , nos dimos cita a las 10:00 am para participar de la eucaristía que fue presidida por el padre André Dionne, sacerdote de la Sociedad de las Misiones Extranjeras y quien nos animó con una motivación al inicio de la eucaristía, obsequiándonos luego una hermosa homilía.

El padre André, en representación del Superior General, llevó a cabo el envío misionero presentando a la nueva asociada a la comunidad, leyendo y firmando el contrato. También se le entregó a Grisel la cruz misionera  de nuestra Sociedad y se nos recordó a todos los presentes el compromiso misionero que como bautizados y miembros de la Iglesia hemos adquirido. Además, Grisel nos compartió unas palabras salidas de lo profundo de su corazón en medio de la emoción por el importantísimo momento.

Después de la celebración eucarística, acompañados por familiares y amigos de Grisel, compartimos un rico almuerzo en el salón parroquial de María Reina del Universo y con esto nuestra nueva compañera emprendió su viaje misionero a tierras catrachas.

Acompañemos pues el caminar misionero de Grisel con nuestras oraciones, saludos y apoyo.

Miguel Granados

Equipo de Animación de la Smé para Honduras y Centroamérica.