Creamos novedades

¿Qué será de este año 2018? Tenemos motivos para preocuparnos. En nuestro país, no sólo nos inquieta lo desconocido. También nos habita el fantasma de los conflictos que se han originado desde un poder absoluto que se impone a la fuerza.

Sin embargo, lo nuevo no sólo inquieta, también nos atrae porque está lleno de posibilidades:  posibilidades de abrir caminos nuevos e inéditos, posibilidades de ejercer nuestra creatividad, posibilidades de crecer en humanidad venciendo lo que la amenaza y la destruye, posibilidades de acercarnos a Dios con un corazón renovado.

2018

Este año será lleno de pequeños y grandes acontecimientos tanto a nivel personal como colectivo. En cada uno de ellos, se nos ofrecerá la posibilidad de transformar estos hechos en oportunidades para vivir nuestra vocación como hombre/mujer y como discípulo(a) de Jesús, y para abrirnos a la única “Novedad” que Él nos trae.

¡Que Dios les permita realizar sus mejores deseos, satisfacer sus necesidades y encontrar respuesta a sus búsquedas! ¡Que este año que comienza sea realmente nuevo y bueno para todos ustedes!

¡Muchas Felicidades!

 

4° Domingo de Adviento

Siendo rey, David se instaló en una suntuosa casa. Estimaba que la tienda de campaña como en la que el pueblo pobre e itinerante había venerado a Dios en camino de liberación no era conveniente para Él y quiso construirle una casa digna.

Entonces Dios le recordó por medio del Profeta que no se olvidara de sus raíces, que recordara quién era,  pues “yo te saqué del campo de pastoreo, de andar tras las ovejas, para ser jefe de mi pueblo”. En otras palabras, todo lo que eres es gracias a mí. Por lo tanto, no me vas someter a tus voluntades, no me vas a dominar ni me vas a usar para sacralizar tu poder.

mujercafeEl evangelio de hoy nos habla de la elección de María, la pequeña de Nazaret donde sólo habitaban campesinos pobres.

Para abrir nuevos caminos históricos, Dios se fija siempre en los humildes, elige a los más pequeños, a los que creen que no cuentan.

Para subvertir el orden injusto, Dios elige a los que no tienen poder. “Despliega la fuerza de su brazo, dispersa a los soberbios en sus planes, derriba del trono a los poderosos y eleva a los humildes, colma de bienes a los hambrientos y despide vacíos a los ricos”   

3° Domingo de Adviento

“Yo soy la voz que grita en el desierto” Juan 1, 23

Los profetas y los testigos de la verdad y de la luz son voces que gritan en los desiertos y llaman a enderezar el camino.

En este tiempo de crisis, necesitamos también de profetas que griten en los desiertos áridos de la indiferencia, de la insensibilidad, de la dureza de corazón sembrados de piedras que violentan los pies desnudos de los que luchan contra toda tiranía y caminan hacia la libertad.

¡ENDERECEN EL CAMINO DEL SEÑOR!

2° Domingo de Adviento

El profeta Isaías y Juan el Bautista nos invitan a abrir caminos de luz.

Consuelen, consuelen a mi pueblo; hablen al corazón de Jerusalén, grítenle, que … está pagado su crimen… “Una voz grita: “En el desierto prepárenle un camino al Señor; allanen en la estepa una calzada para nuestro Dios; que los valles se levanten, que montes y colinas se abajen, que lo torcido se enderece y lo escabroso se iguale. Se revelará la gloria del Señor, y la verán todos los hombres juntos, porque ha hablado la boca del Señor. Isaías 40:3-5

CAMINO DE LUZ

¡Qué mensaje tan hermoso y lleno de esperanza para un pueblo que vive cautivo en tierra extranjera y que está sometido a los poderes déspotas de rey de Babilonia!

 

Preparemos hoy un camino de liberación, que las honduras se rellenen, que las alturas se nivelen, que las curvas se enderecen, que las desigualdades se igualen y que la corrupción sea eliminada. “Ha hablado la boca del Señor”

1°Domingo de Adviento. 

Iniciamos este período de Adviento en este momento difícil de nuestra historia. La Palabra de Dios de este domingo nos invita a velar. Hoy más que nunca necesitamos estar vigilando. No podemos vivir como si no pasara nada o hacer como el avestruz que ante un problema pone la cabeza bajo la arena. Preparándonos a la Navidad, hay que despertar a una esperanza viva y ella se manifiesta como indignación moral ante el abuso de poder, la violencia institucional y la mentira erigida en sistema.

“La injusticia me subleva, ciertamente. Y pienso que debería sublevar a todos los hijos de Dios” Pedro Casaldaliga

— 

En Solidaridad con el Pueblo hondureño

Somos actualmente un grupo muy pequeño y  muy poco significativo en términos de número en Honduras en comparación a otros momentos en el pasado. Sin embargo, desde nuestra llegada en Honduras en 1955 hasta el día de hoy, siempre tuvimos una gran cercanía con el pueblo y un compromiso con la gente sencilla. Hemos acompañado al pueblo hondureño tanto en sus sufrimientos y luchas como en sus logros y alegrías. No podría ser diferente en los momentos difíciles por los cuales está pasando el pueblo hondureño en la actualidad.  En este sentido nos parece importante que la voluntad del pueblo expresada por un voto libre y su derecho a la justicia y a la seguridad sean respetados.

Oremos al Señor para que Honduras pueda encontrar un camino que permita resolver la situación actual en la paz, el respeto, el derecho, la justicia y la seguridad. Oremos para que los hondureños puedan construir juntos una sociedad de derecho donde el bien común y el desarrollo tan colectivo como de cada individuo sean el motor que hace avanzar hacía nuevos horizontes.

Martin Laliberté, p.m.é.

Superior General de la Sociedad de Misiones Extranjeras de Quebec.