La Alegría

¡La tristeza no tendrá la última palabra!

Escrito por José Ángel Medina

Tegucigalpa, Honduras

“Hermanos: estén siempre alegres, oren sin cesar y en toda ocasión den gracias Dios: ésta es, por voluntad de Dios, su vocación de cristianos…no apaguen el fuego del Espíritu…” 1 Tes. 5,16-19

Hemos sido creados para vivir en esa plenitud a la que nos invita Jesús en el Evangelio “Yo he venido para que tengan vida y vida en abundancia” (Jn 10,10) y para optar por esa vida en plenitud que llena la existencia de Alegría, es esencial conocerse a sí mismo y discernir la propia vocación para así responder generosamente a la entrega que Dios nos llama: dejarnos guiar por el Espíritu Santo para ser una nueva humanidad.

Precisamente en el primer capítulo del evangelio de Juan se anuncia una nueva creación para una nueva humanidad, es decir hombres y mujeres habitados por el Espíritu Santo que renueva constantemente y da la valentía para actuar y responder a la voluntad de Dios como le fue dado a la virgen María, que con su Fiat fue habitada totalmente por el Espíritu Santo “Yo soy la esclava del Señor hágase en mi según su palabra” (Lc 1,38) y cuando uno actúa movido por el Espíritu, muchas veces no encaja en los moldes establecidos.

He ahí el gran reto: seguir en fidelidad la vocación y misión a la cual hemos sido llamados. Fidelidad como la de…

Jesús: “El Espíritu de Dios está sobre mí y me ha enviado para dar la Buena Noticia a los pobres.” (Lc 4,18)

Juan Bautista: “Apareció un hombre enviado por Dios, llamado Juan, que vino como testigo, para dar testimonio de la Luz” (Jn 1, 6-7)

María: “María no tengas miedo pues tu gozas del favor de Dios. Ahora vas a quedar encinta: tendrás un Hijo y le pondrás por nombre Jesús, será un gran hombre, al que llamaran Hijo de Dios Altísimo, y Dios el Señor lo hará rey” (Lc 1,30-32)

Y tantos otros y otras que encontramos en la Biblia y a lo largo de la historia de la humana.

Para que la Alegría siga renovando nuestro mundo debemos constantemente abrirnos al Espíritu Santo para ser habitados por Él.  Solo así podremos vivir en Espíritu y en Verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .