Oscar Romero, el Santo de América

De Francisco de Ferari

Hoy el Papa Francisco firmó el decreto que canoniza a Oscar Romero a finales de octubre. Si bien el pueblo sencillo ya lo había declarado santo desde antes de que lo asesinaran, esta es una noticia muy importante para los pobres y excluídos de América Latina (y del mundo entero). Es el reconocimiento institucional a aquella iglesia comprometida en la promoción y defensa del pueblo, una “iglesia pobre y para los pobres”, aquella que nos anima a organizarnos y nos inyecta terca esperanza.

Les comparto este precioso poema de Dom Pedro Casaldáliga:

Romero de la Pascua Latinoamericana
(Pedro Casaldáliga)

El ángel del Señor anunció en la víspera…

El corazón de El Salvador marcaba
24 de marzo y de agonía.
Tú ofrecías el Pan,
el Cuerpo Vivo
-el triturado cuerpo de tu Pueblo;
Su derramada Sangre victoriosa
-¡la sangre campesina de tu Pueblo en masacre
que ha de teñir en vinos de alegría la aurora conjurada!

El ángel del Señor anunció en la víspera,
y el Verbo se hizo muerte, otra vez, en tu muerte;
como se hace muerte, cada día, en la carne desnuda de tu Pueblo.

¡Y se hizo vida nueva
en nuestra vieja Iglesia!

Estamos otra vez en pie de testimonio,
¡San Romero de América, pastor y mártir nuestro!
Romero de la paz casi imposible en esta tierra en guerra.
Romero en flor morada de la esperanza incólume de todo el Continente.
Romero de la Pascua latinoamericana.
Pobre pastor glorioso, asesinado a sueldo, a dólar, a divisa.

Como Jesús, por orden del Imperio.
¡Pobre pastor glorioso,
abandonado
por tus propios hermanos de báculo y de Mesa…!
(Las curias no podían entenderte:
ninguna sinagoga bien montada puede entender a Cristo).

Tu pobrería sí te acompañaba,
en desespero fiel,
pasto y rebaño, a un tiempo, de tu misión profética.
El Pueblo te hizo santo.
La hora de tu Pueblo te consagró en el kairós.
Los pobres te enseñaron a leer el Evangelio.

Como un hermano herido por tanta muerte hermana,
tú sabías llorar, solo, en el Huerto.
Sabías tener miedo, como un hombre en combate.
¡Pero sabías dar a tu palabra, libre, su timbre de campana!

Y supiste beber el doble cáliz del Altar y del Pueblo,
con una sola mano consagrada al servicio.
América Latina ya te ha puesto en su gloria de Bernini
en la espuma-aureola de sus mares,
en el retablo antiguo de los Andes alertos,
en el dosel airado de todas sus florestas,
en la canción de todos sus caminos,
en el calvario nuevo de todas sus prisiones,
de todas sus trincheras,
de todos sus altares…
¡En el ara segura del corazón insomne de sus hijos!

San Romero de América, pastor y mártir nuestro:
¡nadie hará callar tu última homilía!

Reflexión: Domingo 4 de marzo

4 de marzo – Juan 2:13-25

¡Basta!
A todo lo que se torna
intolerable,
destructor,
invasivo,
corrupto,
abusador,
tramposo,
sembrador de confusión
y multiplicador de muerte.
En medio del dolor de la traición,
¡salgamos!
A recordar el pasaje a la fiesta,
a celebrar la Pascua de la vida,
la memoria colectiva,
la reconstrucción,
la resistencia,
la buena nueva,
y la espera
en la Resurrección. ¡Siempre!

Roberto H. Jordan – Gran Bretaña

 

Roberto H. Jordan – Gran Bretaña

Reflexión sábado 3 de Marzo

Lucas 15:1-3.11-32

Se puede volver…
Se acercaban en cantidad, pero para algunas personas
lo que faltaba era calidad.
Pero eso no te importaba porque
querías enseñarnos lo que son las sorpresas
del reconocernos como personas, personas maravillosamente personas.
Y así ese hijo pidió su parte, que era como matar al padre, aunque el padre rehusó ser terminado- al contrario
persistentemente y con amor permaneció día tras día en el camino, sabía que tarde o temprano su hijo,
el hijo que muchos llamaron pródigo, aquel que se portaba mal, volvería, sí, volvería por ese mismo camino.
Y quería el Padre ser lo primero que ese hijo viera.
Y así fue, un día el hijo hambriento de pan y de afecto supo que el mejor lugar es el lugar donde sabía era querido. Y así encaminó sus pasos, masticando frases de confesión que no pudieron salir de su boca,
porque fue abrazado,
fue amado,
fue festejado
fue proclamado como hijo regresado:
regresado a la casa, regresado a la vida plena.
Y el ruido se escuchó desde lejos, había fiesta, sonora fiesta que
un hermano rechazaba: “si yo siempre estuve, ¿por qué yo no tuve fiesta?” Cómo le costó comprender la vida en los ojos y en los abrazos de su Padre.
“Siempre estuviste, siempre, y todo es para que celebres la vida, no pierdas esa alegría; tu viste como yo sufría, alégrate con mi alegría – tu hermano está de vuelta.”
Y no sabemos si la alegría fue compartida,
pero todavía, sí, todavía nos invita esa fiesta
a celebrar el amor y a abrir la puerta,
esa puerta que es generosa
para con cada persona que busca amar y ser amada.
Padre, que podamos aprender a celebrar no las caídas, sino los Regresos y, si hay caídas, tu mano se acerca y nos abraza y nos invita.
Porque hay nueva oportunidad, hay amor, hay risa, hay vida.
¿Aprenderemos lo que es esa Vida que la tumba vacía celebra?

Roberto H. Jordan – Gran Bretaña

 

 

1 de Marzo: Reflexión

Lucas 16, 19-31: El clamor desde el abandono

grito de los pobres

Escucha nuestro clamor, oh Señor, porque los poderosos          despojan de su tierra a los pobres
y los someten al hambre.
Escucha el clamor de los que son abandonados                            y carecen de caridad y amor
por la indiferencia de los opulentos.

Clamamos con el grito de los que mueren en espera de recibir justicia  y anhelan alcanzar plenitud de vida
sin aquellos que sembraron la muerte.

Enrique Alva Callupe, Perú


			

28 de Febrero: Tu modo

“Quien entre ustedes quiera llegar a ser grande que se haga el servidor de los demás; y quien quiera ser el primero, que se haga el sirviente de los demás. Lo mismo que el Hijo del Hombre no vino a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos” Mateo 20, 27.28

Jesús, al contemplar en tu vida
el modo que Tú tienes de tratar a los demás
me dejo interpelar por tu ternura,
tu forma de amar nos mueve a amar;
tu trato es como el agua cristalina
que limpia y acompaña el caminar.

Jesús, enséñame tu modo
de hacer sentir al otro más humano,
que tus pasos sean mis pasos;
mi modo de proceder.

Jesús, hazme sentir con tus sentimientos,
mirar con tu mirada, comprometer mi acción,
donarme hasta la muerte por el reino,
defender la vida hasta la cruz,
amar a cada uno como amigo,
y en la oscuridad llevar tu luz.

Jesús, yo quiero ser compasivo con quien sufre,
buscando la justicia, compartiendo nuestra fe,
que encuentre una auténtica armonía
entre lo que creo y quiero ser,
mis ojos sean fuente de alegría,
que abrace tu manera de ser.

Quisiera conocerte, Jesús, tal como eres.
Tu imagen sobre mí es lo que transformará
mi corazón en uno como el tuyo
que sale de sí mismo para dar;
capaz de amar al Padre y los hermanos,
que va sirviendo al reino en libertad.

Por Cristobal Jones SJ.

Reflexión del 27 de Febrero

Mateo 23:1-12b:  “El que se humilla será enaltecido”

atan cargas

Es mejor ser hermanos y hermanas, y no señores y siervos.
De prepotencia y servilismo está repleta nuestra casa
y bien sabemos que esa condición desigual nos conduce al odio, la separación y la muerte
Es mejor ser humildes, sencillos, honestos
y no vivir de la arrogancia indiferente y el prestigio mal habido.
Esa imagen corrompida de nuestro propio ser es un autoengaño
no sirve de nada, no le sirve a nadie.
Es mejor aprender a llevar nuestra propia carga y ayudar a otros a llevar la suya
en la medida que sepamos reconocer la diferencia.
¿Para qué seguir clavando flechas sobre las espaldas del mundo?
¿Para qué aumentar el dolor que ya fustiga a la vida?
Es mejor asumir las consecuencias de nuestras propias decisiones y no responsabilizar a quienes nos enseñaron a decidir.
Aprender no es imitar sino desatar la madeja que a cada quien le espera Gozaríamos de un poco más de justicia
si dejásemos de mirar con insistencia la paja en el ojo ajeno.
En medio de tantas rutas espaciosas, confortables y alucinantes es mejor encarar el camino angosto y difícil que conduce a la vida

Amós López Rubio, Cuba

“Niños, Niñas, Semilla de Esperanza”

El trabajo con la Infancia Misionera que el equipo de animadores está realizando en la parroquia Santa Rita, diócesis de Yoro se está llevando a cabo con la colaboración de los padres de familia. Ellos han sido nuestros colaboradores en todas las actividades que se han hecho. La Infancia misionera está presente en cinco aldeas del sector 3 de nuestra parroquia (Guanchía Cerro, Urraco, Agua Blanca, Sarrosa y Bálsamo) y en cinco comunidades del sector 2 ( Cangrejales, Vertiente, Crucitas, Placido, Capulin).

DSC02129

El 4 de noviembre se realizó la segunda Asamblea de los niños de la IM del sector 3. Todos los niños fueron recibidos por la comunidad de la Sarrosa. Se inició con una caminata en la cual los anfitriones recibían con una calurosa bienvenida a los demás niños y niñas de las diferentes comunidades, con cantos, lemas que distinguían cada grupo, pancartas, instrumentos de percusión que los mismos niños crearon. De esta manera, se les hizo sentir que son protagonistas de la actividad.  Los padres de familia y los animadores los animaron para que pongan en práctica su creatividad.

El lema de esta asamblea fue: “Niños, Niñas, Semilla de Esperanza”

Este lema hace resaltar que ellos, desde su pequeña edad, están evangelizando a su familia. Por eso, son “Semilla de Esperanza” en este mundo tan convulsionado. Confiamos que gracias el acompañamiento que se les está dando, podrán dentro de poco ser adolescentes que harán la diferencia para un mundo mejor.

Esta actividad es muy importante para los niños y niñas. Es una oportunidad para que puedan compartir, conocer a otros niños y niñas de su misma edad o similar; También ellos van aprendiendo que cuando se trabaja en conjunto se puede lograr muchas cosas y que no se podría estando solos.  Aprenden también a ser tolerantes y a poner en práctica todo lo que se les enseña.

Por fin, ellos y ellas se alegraron con el saludo de los niños y niñas de Perú y de Filipinas correspondiéndoles con un saludo desde Honduras. Así van haciendo realidad el lema de la IM: “DE LOS NIÑOS DEL MUNDO SIEMPRE AMIGOS”

niños Infancia, sector 3

DSC00197.JPGGrisel Cabrera, Misionera Laica asociada a la Sociedad de Misiones Extranjeras de Quebec desde enero de 2017, es originaria de Costa Rica.

 

 

 

VISITA AD LIMINA DE LOS OBISPOS DE HONDURAS (4-9 de septiembre de 2017)

El lunes 4 de septiembre, los obispos de Honduras hemos comenzado nuestra visita “ad limina” con la Eucaristía sobre el altar frente a la Tumba de San Pedro, en la Basílica de San Pedro. Nuestro Cardenal Oscar Andrés Rodríguez presidió la Eucaristía. Ahí hemos tomado una mayor conciencia de que somos por gracia de Dios sucesores de los apóstoles y continuadores de su misión. También hemos manifestado nuestra comunión con el Santo Padre y nos comprometimos cuerpo y alma al servicio del Señor y de la Iglesia.

Después de un desayuno a la carrera en la Casa Sacerdotal Romana, donde nos estamos hospedando para la visita, nos dirigimos de nuevo al Vaticano, para nuestro encuentro con el Santo Padre, a las 10:15 de la mañana. Con un poco de atraso se abrió la puerta de la habitación donde nos esperaba el  Papa con una gran sonrisa. Cada uno de nosotros le dio la mano, con nuestro nombre y el nombre de  la diócesis que nos ha sido confiada. Nos sentamos en círculo, y el Papa nos dijo: “Allí sobre la mesa hay agua, y como somos humanos, a la izquierda hay un baño”. Todos nos echamos la carcajada.

Nosotros no le dimos ningún discurso, tampoco él. Nos habían avisado antes que le gusta al Papa tener un diálogo fraternal. Cada uno de nosotros, obispos, le presentamos la realidad de nuestra diócesis. Cuando llegó mi turno, le hablé al Papa de la diócesis de Choluteca, de sus sacerdotes, de sus religiosas, de sus seminaristas, de sus Delegados de la Palabra y de sus feligreses en mayoría pobre y humilde, y que quiere mucho a la Iglesia. Le dije: “Santo Padre, toda la Iglesia de Choluteca y de Honduras lo quiere mucho y ora por Ud. Si citara todos los nombres de los que me han pedido saludarlo, no podríamos salir de aquí hoy”. El Papa se echó una carcajada.

Le dije que nos dejamos guiar como Iglesia por el documento de Aparecida y por los escritos de él, en particular Evangelii Gaudium, Laudato Si y Amoris Laetitia. Le hablé también de mi preocupación por los muchos conflictos sociales que surgen a raíz de las concesiones dadas por el gobierno a las empresas mineras, fotovoltaicas o eólicas, sin consulta  previa con las comunidades vecinas. Le dije que nos dejamos guiar por la ecología integral que él propone en Laudato Si. El Papa reaccionó hablando del dios dinero, que tiende a reemplazar al verdadero Dios y que causa mucho daño al medio ambiente y a las comunidades pobres. Se refirió a la región panamazónica que está sometida a una destrucción implacable. Habló de un futuro sínodo de los obispos para esa región.

Un hermano obispo, Mons. David García, le dijo que hacía visitas pastorales a las parroquias y que tomaba tiempo para conocer a su gente. El Papa reaccionó diciendo: “Eso es lo importante, la cercanía a su pueblo, estar cerca de su pueblo”.

Nos agradeció por todo el empeño que ponemos en nuestro trabajo pastoral y nos animó a seguir adelante.

Después de hora y media de estar con él, vino la despedida, porque tenía el siguiente encuentro con 5,000 jóvenes en el Aula Pablo VI. Nos dio su bendición y algunos regalos.

Hemos quedado fuertemente impresionados por la sencillez del Papa, su acogida fraternal, su escucha atenta y su cercanía a nosotros. Lo sentíamos como un hermano mayor. Nuestro encuentro con él fue una bendición de Dios para la Iglesia y el pueblo de Honduras y para nosotros obispos.

Los demás días estamos realizando visitas a cada uno de los Dicasterios y Consejos Pontificios de la Curia Romana. En todos estamos encontrando personas que nos animan a seguir adelante en nuestra misión pastoral y que nos dan sugerencias oportunas.

Nos toca también celebrar la Eucaristía en cada una de las Basílicas mayores de Roma. Además de San Pedro, hemos estado en San Juan de Letrán. Hoy me toca presidir en San Pablo Extramuros, por compartir la vocación del Apóstol de las naciones. Ahí los llevo a todos ustedes, compañeros y compañeras misioneros, en mi oración. Mañana sábado coronaremos nuestra visita con la Virgen María, en la Basílica Santa María la Mayor.

Doy gracias a Dios por darme la oportunidad de realizar esta peregrinación en la Iglesia que preside el obispo de Roma, el sucesor de Pedro y el que lleva la solicitud de todas las Iglesias.

+ Guido Charbonneau p.m.e.

adlimina17

*Visita Ad Limina: Es la peregrinación que realizan los Obispos , en tiempos  determinados a  “los umbrales de los Apóstoles”, santos Pedro y Pablo, y donde también se presentan  en persona ante el Papa para dar cuenta del estado en que se encuentran sus diócesis.

96 años de misión

La Sociedad de Misiones Extranjeras (SME) es una Sociedad misionera internacional formada por miembros que son sacerdotes, y por asociados que son sacerdotes y laicos.

La SME fue fundada en 1921 por los obispos de la Iglesia del Canadá de habla francesa para contribuir al anuncio del Evangelio a todas las naciones. Al inicio casi exclusivamente formada por Canadienses, ella se hizo internacional en 1997.

Los miembros y asociados de la SME se ponen al Servicio del Evangelio para anunciar la Buena Nueva a los pueblos del mundo, para que tengan en Jesucristo la vida en abundancia. Queremos, por nuestra vida fraternal intercultural, nuestro testimonio y nuestro compromiso, ser presencia de Cristo para aquellos a quién somos enviados.

Nuestro Servicio del Evangelio se vive de diferentes maneras:

  • acogiendo los valores culturales y religiosos de los grupos y de los pueblos cuya vida compartimos,
  • dando testimonio del Evangelio,
  • formando comunidades cristianas vivas y misioneras,
  • comprometiéndonos en la promoción de la justicia y del respeto de la dignidad humana.

Tenemos equipos misioneros de sacerdotes y laicos en América Latina (Brasil,Honduras y Perú), en África (Kenia), en Asia (Camboya, Hong Kong, Japón y Filipinas) y en Canadá, lugar de origen de nuestra Sociedad misionera.

Hoy cumplimos 96 años y estamos felices de ser parte de esta familia misionera que en la actualidad cuenta con 109 miembros perpetuos,  4 seminaristas de Honduras, kenia y Filipinas, 41 laicos asociados provenientes de 12 paises (Argentina-Bolivia-Chile-Canadá- Colombia- Costa Rica- El Salvador- Francia- Honduras- Filipinas y Venezuela)

FELICIDADES A NUESTRA SOCIEDAD MISIONERA

Y A TODOS NUESTROS COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS DE MISION!smecollage

Nueva misionera para Honduras

griperf

El día domingo 8 de enero de 2017, celebramos con mucha alegría el envío misionero de Grisel Cabrera Martínez.  Ella es costarricense.   Grisel se ha unido a la gran familia de la Sociedad de las Misiones Extranjeras de Quebec (SME) como misionera laica asociada e integrará por los próximos cuatro años el grupo local de Honduras en la región de América Latina.

El sábado 7 de enero, algunas amigas de Grisel,  quienes fueron también sus colaboradoras en toda la organización de este envío misionero organizaron una pequeña reunión en el salón parroquial de Santa Bárbara de Pavas en San José. Este encuentro tenía el propósito de compartir un café y darles la bienvenida a los miembros del grupo local de la SME en Honduras quienes viajaron a Costa Rica para acompañar a Grisel y, por supuesto, llevar a cabo la firma del contrato mediante el cual la nueva misionera se compromete a servir al pueblo hondureño. Este fue un momento muy grato en el que se compartieron experiencias, anécdotas y se aprovechó para hacer nuevos amigos.

El día domingo en la mañana, día de la Epifanía del Señor, los participantes nos reunimos en la parroquia María Reina del Universo en Pavas, San José, para celebrar el envío misionero de Grisel. Familiares, amigos y colaboradores junto a la comunidad parroquial , nos dimos cita a las 10:00 am para participar de la eucaristía que fue presidida por el padre André Dionne, sacerdote de la Sociedad de las Misiones Extranjeras y quien nos animó con una motivación al inicio de la eucaristía, obsequiándonos luego una hermosa homilía.

El padre André, en representación del Superior General, llevó a cabo el envío misionero presentando a la nueva asociada a la comunidad, leyendo y firmando el contrato. También se le entregó a Grisel la cruz misionera  de nuestra Sociedad y se nos recordó a todos los presentes el compromiso misionero que como bautizados y miembros de la Iglesia hemos adquirido. Además, Grisel nos compartió unas palabras salidas de lo profundo de su corazón en medio de la emoción por el importantísimo momento.

Después de la celebración eucarística, acompañados por familiares y amigos de Grisel, compartimos un rico almuerzo en el salón parroquial de María Reina del Universo y con esto nuestra nueva compañera emprendió su viaje misionero a tierras catrachas.

Acompañemos pues el caminar misionero de Grisel con nuestras oraciones, saludos y apoyo.

Miguel Granados

Equipo de Animación de la Smé para Honduras y Centroamérica.