Testimonio

¿Acaso el peligro de la enfermedad, la tristeza y las carencias han logrado que olvides tu vocación de hijo e hija de Dios y tu razón de ser? Te invito a leer el siguiente testimonio que nos recuerda: Nada ni nadie nos apartará del Amor de Dios.

Compártelo con quienes más lo necesiten