Oscar Romero, el Santo de América

De Francisco de Ferari

Hoy el Papa Francisco firmó el decreto que canoniza a Oscar Romero a finales de octubre. Si bien el pueblo sencillo ya lo había declarado santo desde antes de que lo asesinaran, esta es una noticia muy importante para los pobres y excluídos de América Latina (y del mundo entero). Es el reconocimiento institucional a aquella iglesia comprometida en la promoción y defensa del pueblo, una “iglesia pobre y para los pobres”, aquella que nos anima a organizarnos y nos inyecta terca esperanza.

Les comparto este precioso poema de Dom Pedro Casaldáliga:

Romero de la Pascua Latinoamericana
(Pedro Casaldáliga)

El ángel del Señor anunció en la víspera…

El corazón de El Salvador marcaba
24 de marzo y de agonía.
Tú ofrecías el Pan,
el Cuerpo Vivo
-el triturado cuerpo de tu Pueblo;
Su derramada Sangre victoriosa
-¡la sangre campesina de tu Pueblo en masacre
que ha de teñir en vinos de alegría la aurora conjurada!

El ángel del Señor anunció en la víspera,
y el Verbo se hizo muerte, otra vez, en tu muerte;
como se hace muerte, cada día, en la carne desnuda de tu Pueblo.

¡Y se hizo vida nueva
en nuestra vieja Iglesia!

Estamos otra vez en pie de testimonio,
¡San Romero de América, pastor y mártir nuestro!
Romero de la paz casi imposible en esta tierra en guerra.
Romero en flor morada de la esperanza incólume de todo el Continente.
Romero de la Pascua latinoamericana.
Pobre pastor glorioso, asesinado a sueldo, a dólar, a divisa.

Como Jesús, por orden del Imperio.
¡Pobre pastor glorioso,
abandonado
por tus propios hermanos de báculo y de Mesa…!
(Las curias no podían entenderte:
ninguna sinagoga bien montada puede entender a Cristo).

Tu pobrería sí te acompañaba,
en desespero fiel,
pasto y rebaño, a un tiempo, de tu misión profética.
El Pueblo te hizo santo.
La hora de tu Pueblo te consagró en el kairós.
Los pobres te enseñaron a leer el Evangelio.

Como un hermano herido por tanta muerte hermana,
tú sabías llorar, solo, en el Huerto.
Sabías tener miedo, como un hombre en combate.
¡Pero sabías dar a tu palabra, libre, su timbre de campana!

Y supiste beber el doble cáliz del Altar y del Pueblo,
con una sola mano consagrada al servicio.
América Latina ya te ha puesto en su gloria de Bernini
en la espuma-aureola de sus mares,
en el retablo antiguo de los Andes alertos,
en el dosel airado de todas sus florestas,
en la canción de todos sus caminos,
en el calvario nuevo de todas sus prisiones,
de todas sus trincheras,
de todos sus altares…
¡En el ara segura del corazón insomne de sus hijos!

San Romero de América, pastor y mártir nuestro:
¡nadie hará callar tu última homilía!

1°Domingo de Adviento. 

Iniciamos este período de Adviento en este momento difícil de nuestra historia. La Palabra de Dios de este domingo nos invita a velar. Hoy más que nunca necesitamos estar vigilando. No podemos vivir como si no pasara nada o hacer como el avestruz que ante un problema pone la cabeza bajo la arena. Preparándonos a la Navidad, hay que despertar a una esperanza viva y ella se manifiesta como indignación moral ante el abuso de poder, la violencia institucional y la mentira erigida en sistema.

“La injusticia me subleva, ciertamente. Y pienso que debería sublevar a todos los hijos de Dios” Pedro Casaldaliga

— 

Centroamérica Nuestra

CentroamericaHonduras, Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica conmemoran este día su 195 aniversario de independencia, una fecha que revive aquel histórico 15 de septiembre de 1821 que significó la libertad de los pueblos centroamericanos.

Hoy mas que nunca urge reivindicar esta LIBERTAD, Honduras y sus hermanas y hermanos de Centroamérica, debe seguir soñando con hondear la Bandera de la Justicia y la paz que la harán un pueblo libre.

Les compartimos un poema de Pedro Casaldáliga a nuestra Centroamérica.

Un abrazo lleno de esperanza de parte de todos y todas los miembros y asociados-as a la SME a este pueblo que nos ha acogido.

CENTROAMÉRICA NUESTRA

Como un volcán en ti,
la paz de la Justicia.
Bandera de los Pobres,
como un viento de luchas,
la Libertad, en ti.

¡Centroamérica nuestra!,
toda en dolor de parto,
futura como el Reino,
diaria como el llanto.

Maíz de tierra y sangre, madura, la Esperanza.
Amor en cada piedra, tatuada de Historia.
Tortilla compartida, la Pascua verdadera.

¡Eje del Mundo Nuevo,
Centroamérica nuestra!

Calladla, eruditos, fariseos.
Dejadla en paz, los grandes, invasores.
Veladla, de rodillas, los pequeños.
(Dios la tenga en sus manos, día y noche,
como un pájaro en vuelo).

Que nadie aborte el sueño que late en la montaña.
Que nadie apague el fuego que dora de Promesa
las tiendas del exilio.

Que nadie vista el día
desnudamente nuestro
nace de la noche en Centroamérica.

Defensora de derechos indígenas de Honduras gana el Premio Front Line Defenders para defensoras/es de derechos humanos en riesgo 2016

Ana Mirian 2016 Award Winner Graphic_Spanish

Durante casi una década de defensa de la tierra y los ríos de su comunidad ante la destrucción causada por las empresas, la hondureña Ana Mirian Romero ha sido objeto de ataques armados, agresiones físicas, amenazas de muerte y campañas de difamación. A principios de 2016 su casa fue completamente quemada, y sus hijos se han visto obligados a abandonar la escuela debido al constante acoso del que son objeto.

Mary Robinson, quien fue presidente de Irlanda y Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, y actual presidenta de la Fundación Mary Robinson – Climate Justice, entregó a Ana Mirian el Premio Front Line Defenders para defensoras-es de DDHH en riesgo 2016. 

“Ana Mirian, su marido y sus hijos son objeto de ataques armados, amenazas y acoso debido a su lucha por los derechos a la tierra de su comunidad indígena y el medio ambiente local, lo cual en última instancia tiene un impacto global. Las/os defensoras/es como Ana ponen en riesgo sus vidas para proteger el medio ambiente, no sólo para la generación actual, sino para las generaciones futuras. A pesar de los riesgos que amenazan la vida de los/as defensores/as de derechos humanos en Honduras, Ana ha perseverado. El Premio Front Line Defenders es un reconocimiento al trabajo que Ana y tantas mujeres como ella llevan a cabo por el bien común, y tengo el honor de entregarle el premio aquí hoy”, dijo la señora Robinson en la ceremonia en el Dublin’s City Hall.

Ana Mirian es una mujer lenca e integrante del Movimiento Indígena Lenca de La Paz Honduras, MILPAH, y del Consejo Indígena de San Isidro Labrador. Ella ha luchado por el reconocimiento legal de las tierras indígenas de su comunidad, y en contra de la instalación de la presa de Los Encinos hidroeléctrica, la cual destruiría sus medios de vida. En consecuencia, ella, su familia y los demás miembros de MILPAH son ahora blanco de repetidos ataques por parte de la policía, militares y civiles armados vinculados a la empresa hidroeléctrica.

En su discurso de aceptación del Premio Front Line Defenders hoy en Dublín, Ana Mirian hizo un llamamiento hacia la protección de los/as defensores indígenas en todo el mundo, los cuales se enfrentan a riesgos personales extremos debido a su trabajo contra la destrucción corporativa de su tierra. En Dublin, Ana Mirian dijo:

“No luchamos. Defendemos. Defendemos el río, los bosques, y el aire puro que respiramos. Eso es todo lo que queremos – tierra, aire y agua que no se contaminen por las presas. Estamos perseguidos y amenazados por esto, pero lo hacemos por el futuro de nuestros hijos. No sabemos qué más nos va a pasar, pero estamos dispuestos y listos para defender lo que tenemos”.

Presentado anualmente, el Premio Front Line Defenders para defensoras/es de derechos humanos en riesgo honra la labor de defensores y defensoras que, de manera no violenta, contribuyen de forma extraordinaria a la promoción y protección de los derechos humanos en sus comunidades, a menudo bajo serios riesgos personales.

Fuente : http://www.frontlinedefenders.org

Con profundo pesar, lamentamos el asesinato de Berta Cáceres,  defensora de los derechos de las mujeres y los pueblos indígenas de Honduras, nos unimos en solidaridad a su familia y al pueblo hondureño en estas horas de dolor e indignación.

Berta CaceresHondureños, hermanos, ¡sed vosotros!
Grabad en cada piedra
de todos vuestros montes y quebradas
esta sola palabra: Dignidad.
Ponte de pie, en la noche,
y urge la madrugada,
Honduras clandestina.
Sean tuyos los montes,
limpios de mercenarios.
Tuyo sea el maíz,
libre de Compañías.
Sea tuya la vida, liberada.

Sobre tu boca, rota
de miseria y de espanto,
el Padre de los pobres
pondrá un guacal de Pascua,
leche y miel de alegría.
Cosecharás cantando
tu siembra de dolores.

(Fragmento Honduras Clandestina, P. Casáldaliga)

PAZ Y JUSTICIA EN HONDURAS

NO MAS IMPUNIDAD

Equipo de Redacción del Blog Sme Honduras.

 

COMUNICADO DE LA PASTORAL DE MOVILIDAD HUMANA EN EL MARCO DE LA SEMANA DEL MIGRANTE 01 AL 06 DE SEPTIEMBRE 2015 HONDURAS, CA.

Porque somos UNA IGLESIA SIN FRONTERAS, MADRE DE TODOS Y TODAS , desde hace muchos años nos preocupamos y ocupamos en promover y luchar por la garantía de los derechos de los-as migrantes y sus familias.

Son miles y miles de connacionales que se sienten forzados a abando­nar el país de forma irregular por la falta de condiciones digna de vida. Estamos hablando de una violación permanente de los derechos humanos. Son millones de niños, niñas, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores privados del derecho fundamental de la alimenta­ción, salud, educación, vivienda, propiedad, empleo digno, familia y el que se ha agravado mucho en los últimos 5 años, derecho a la vida y a la seguridad.

La reunificación familiar NO ES el principal motivo de la emigración. La inseguridad alimentaria, el despojo de tierras por terratenientes, narcotraficantes o para la ejecución de megas proyectos de minería, hidroeléctrica y Zonas de Empleo y Desarrollo Económico – ZEDE (principalmente en contra de la población indígena y afro hondureña), la falta de oportunidad de empleo  digno, amenazas y extorsiones por parte del crimen organizado, maras y pandillas son los principales factores que determinan la emigración de nuestros hermanos y herma­nas hondureños-as.

Pero todo el anterior ES CONSECUENCIA de las dos verdaderas causas de emigración forzada: LA CORRUPCIÓN E IMPUNIDAD en todas sus modalidades y niveles.

Según su Eminencia, el Cardenal Oscar Andrés Rodríguez, toda la ayuda internacional que llegó a Honduras desde el Huracán Mitch, y sigue llegando, es suficiente para hacer millonarios a  los más de 8 millones y medio de hondureñas y hondureños. ¿Qué pasó y pasa con este dinero? ¿Dónde está la efectiva reconstrucción de Honduras?

¿Dónde están los hospitales, escuelas y colegios públicos de calidad?

¿Y el acceso al agua y las redes de alcantarillado?

¿Qué nos parece una educación pública que en la práctica significa cobro ilegal de matrículas y tasas con la justificativa de que eso es necesario porque el gobierno no envía presupuesto suficiente para el mantenimiento de las escuelas? Sin hablar que no hay cupo suficiente para todos los niños, niñas y adolescentes y cuando os logra, todavía en muchos casos, los papás son obligados a comprarles a sus hijos hasta los pupitres.

No hermanos y hermanas, la violación de los derechos humanos de los migrantes y sus familias no es solo culpa de Estados Unidos y México, es responsabilidad principalmente de Honduras, del pecado de omisión de políticos que, gobierno tras gobierno, no gobiernan según el verdadero cristianismo: para el bien común. El bien común, según muy bien nos orienta la Doctrina Social de la Iglesia, es totalmente contrario a la acumulación de bienes y riquezas, es construcción de justicia e equidad.

Hablando de justicia, NO ES JUSTO creer que la crisis humanitaria de la niñez migrante quedó allá en 2014. Del 01 de enero al 23 de agosto del presente año ya fueron deportados desde México y Estados Unidos 5,354 menores de 18 años. Siendo que el número total de deporta­ciones en el mismo periodo, entre adultos y menores, es de 35,438, encontramos que las deportaciones de menores representan el 15% del total, 5% a más que en 2014 que el total de deportaciones de menores representó un 10%.

Pero las personas migrantes no son números, no son delincuentes, son seres humanos, hijos e hijas de Dios, nuestros hermanas y hermanos, son sujetos de derecho. Según artículo 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos MIGRAR ES UN DERECHO. Literalmente se lee:”1.Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado. 2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país” Sin embargo el que obliga a emigrar es un delito contra la dignidad humana.

Seamos legítimos cristianos. Sigamos los pasos de Jesucristo y salgamos de nuestro egoísmo, nuestro deseo de ser, tener y poder y vayamos al encuentro de las personas migrantes, de los más pobres y abandonados y compartamos nuestro tiempo, atención, capacidades y bienes. La corresponsabilidad en la construcción de un mundo de justicia y paz es otra fundamental enseñanza de la Doctrina Social de la Iglesia.

Hablando de Paz. ¿Qué es la Paz? El Papa Pablo VI en su Encíclica Popu­lorum Progressio, de 1967, afirmó que la Paz es la ausencia de todo y cualquier tipo de violencia, es el desarrollo integral del ser humano. 

Oremos a Dios, en especial en este mes de la Patria, para que haya cambios estructurales, que la inversión mayor del dinero público sea para garantizar vida digna a toda la población y no para aumen­tar el número de militares, policías, armas y patrullas. Pues, la construcción de Paz es posible cuando la prioridad es garantizar el desarrollo integral de todos los ciudadanos y ciudadanas.

firmantes

La Hospitalidad

ROMPE

Los muros

Envío Misionero de Gabriela Judith McCarthy

El día de ayer 18 de Julio, fue un día de mucha felicidad para nuestra familia misionera en Honduras y en todos los paises donde tenemos presencia, ya que todos desde nuestro lugar acompañamos a nuestra nueva compañera Gaby quien recibió su envío misionero para ir a Brasil, donde ha sido nombrada por cuatro años como misionera laica asociada a la Sociedad de Misiones Extranjeras de Quebec. Gaby pertenece a la Arquidiócesis de Tegucigalpa e irá a trabajar en la Arquidiócesis de Manaos en Brasil, hacia donde pronto emprenderá su vuelo para vivir su vocación. Nuestro Grupo de la SME en Honduras le desea lo mejor en esta etapa del camino que comienza a vivir, a la distancia la acompañamos y esperamos recibir tus noticias, BIENVENIDA!!!

Homilía en la misa de envío misionero de Gabriela McCarthy 

Como obispo, tengo un defecto profesional: me gusta la Biblia. Por eso, le pongo a la Palabra de Dios mucha atención en las homilías, sobre todo cuando hay un acontecimiento especial y cuando la persona implicada ha escogido las lecturas, como Gaby lo ha hecho para hoy.

 La primera lectura contiene el segundo cántico del Siervo del Señor, que puede llevar como título: la misión. Antes de realizar la misión, el Siervo ha sido llamado desde el seno de su madre. No fue consciente de ello hasta que llegó a ser joven, pero en la mente de Dios estaba presente. Dios lo transforma para hacer de él su mensajero. “Hizo de mi boca una espada afilada, me hizo flecha puntiaguda.” Y me dijo: “Tú eres mi siervo – Israel – de quien estoy orgulloso.” De seguro Gaby, te sientes muy pequeña al momento de ser enviada por la Iglesia como misionera. Como dice san Pablo: “El poder de Dios se realiza en la debilidad.” No somos dignos de ser enviados; sin embargo es Jesucristo que nos envía y nos da fuerza para realizar su misión. “Mi Dios fue mi fuerza”, dice Isaías. Hay que volver siempre a la raíz de nuestra vocación misionera. Uno no se la da a sí mismo, sino que la recibe de Dios. La misión no nos pertenece, es la misión de Dios. Tenemos que ser fieles a Dios y ser responsables de esa misión ante Dios. No se trata de hacer en la misión lo que a uno le da la gana. Además es una misión que supera nuestro entendimiento y nuestras capacidades humanas. A menudo hablamos de ser profetas: no es nada fácil. Se aprende en la escuela de la oración y del diálogo. Además la misión es universal. “Te hago luz de las naciones para que mi salvación alcance hasta el confín de la tierra.” Es una misión sin fronteras, sin límites. Gaby, serás testigo de esa misión en Brasil. Te preguntarán los amazonenses: ¿por qué viniste aquí? Tu respuesta siempre deberá estar en relación con Jesús, el misionero del Padre.

En el salmo responsorial, el salmista no sabe cómo será su propio futuro. Está seguro, sin embargo, de que si los peligros son grandes, la mano de Dios lo salvará porque su amor es eterno. Dios no abandona nunca la obra de sus manos. Puedes estar segura, Gaby, que Dios no te abandonará nunca.

San Lucas en su Evangelio dice a sus discípulos, que eran sólo doce al principio: “No temas, pequeño rebaño.” Me gusta esta expresión. Nos hace ver que la Iglesia es muchas veces una minoría, pero una minoría calificada, que debe ser sal de la tierra y luz del mundo. Además quien dice rebaño dice pastor. Jesús es el pastor de ese pequeño rebaño. Y las ovejas tienen que ser pastoras como su pastor. Los pioneros de la Sociedad que nos precedieron en la China, en Filipinas, en Cuba, en Japón y en Honduras fueron trabajadores infatigables y creativos, que pusieron el Evangelio al alcance de todos.

Gaby, como nueva misionera, deberá priorizar el Evangelio, entre todas las actividades que realizará. Si un día no tienes tiempo para ir al internet, o para ver las redes sociales, o si no hay señal para tu celular, tranquila, no te preocupes! Sólo Dios basta. No debes contentarte tampoco con cumplir sólo lo que te pidan o regirte por la ley del mínimo esfuerzo. No puedes sufrir de pereza apostólica. Se debe notar en ti tu fervor misionero, tu pasión por la misión y por el Señor de la misión. Cada día pregúntate: ¿Cómo voy a ser presente hoy en medio del pueblo brasileño? ¿Cómo voy a hacer presente hoy a Jesús en medio del pueblo brasileño?

“No temas, pequeño rebaño, porque el Padre de ustedes ha decidido darles el reino.” Gaby, Jesús te invita a no tener miedo. El miedo paraliza. El miedo nos impide actuar. El miedo es lo contrario de la confianza. Pon tu confianza en Dios, que te va a dar el Reino. Con Dios todo es posible.

Luego Jesús nos exhorta a no poner nuestro corazón en las riquezas, sino a compartirlas con los necesitados. “Donde está tu tesoro, allí también estará tu corazón.” (Lc 12,34). Es un gran sacrificio dejar su familia, su país, su profesión, sus bienes, para salir como lo hizo Abraham, sin saber a dónde iba. Es un gran sacrificio también para tus papás, tus familiares, tus amigos. Pero Jesús te hace más fácil ese sacrificio cuando puedes llevar en tu corazón a Brasil a tus seres queridos familiares. Son tus mejores aliados.

En su carta a los Romanos, san Pablo establece normas de vida cristiana. Entre ellas prevalecen la unidad y la armonía en la comunidad. Las relaciones humanas dentro de una comunidad o de un pequeño grupo misionero son siempre un desafío. Cuando estaba en la Probación en Quebec, yo sufrí porque uno de mis compañeros nunca respondía a mi saludo. Un día hablé de eso con otro compañero y me dijo: “No te preocupes, él es así con casi todo el mundo.” Me sentí aliviado. Creo que el mayor reto en la vida misionera de cada día es la vida dentro un equipo misionero. La misión es al mismo tiempo una conversión. Si cada uno hace un esfuerzo para vencer su egoísmo, su individualismo, su indiferencia, la vida comunitaria deja de ser un infierno y se vuelve un signo para la gente de afuera que nos ve actuar y que detecta fácilmente si algo no va bien en el equipo. Gaby, te invito a vivir de buena gana esa vida de equipo en el grupo local de Brasil y en tu pequeño equipo misionero.

En la segunda lectura, san Pablo recomienda una serie de actitudes que son una consecuencia de la vivencia del Evangelio. No voy a desarrollar aquí cada una. Basta decir que el amor cristianas tiene muchas facetas y que el testimonio cristiano es el primer medio para evangelizar. Gaby, sé una fiel y alegre testigo de Cristo.

La Eucaristía es el sacramento privilegiado de todo cristiano y de todo misionero. Es la fuente y la cumbre de toda evangelización. Que sea tu alimento, Gaby, en la comunidad cristiana del área misionera de Manaus donde estarás viviendo. ¡Que María Santísima, la Virgen de Suyapa, te acompañe como Madre tuya y discípula fiel de Jesús!

Vamos ahora a pasar, hermanos, al compromiso misionero que Gaby va a pronunciar, dentro de la gran familia de la Sociedad de Misiones Extranjeras de Quebec. Les pido a ustedes que oren por ella, no sólo ahora, sino cada día, y a quedar en contacto con ella. Hoy hay tantos medios baratos y fáciles para hacerlo. No la olvidemos cuando ella esté lejos.

Monseñor Guido Charbonneau, Obispo de Choluteca.

HONDURAS CLANDESTINA

Honduras, dulce Honduras,
calladamente nuestra,  hermana clandestina,  tus hermanas te llaman.
Todas las caracolas,  todas las garzas libres,  todos los muertos fieles  te llaman al abrazo.
(¡Centroamérica unida, Morazán,  «nuestro amor que no muere»!
¡Por amor de tu vida,  Centroamérica nuestra,  no callaremos más  hasta que rompa  la aurora en tu mirada,
hasta que estalle el sol de la Justicia  en mitad de tu pecho!).

Lempira, yergue el duro  pedernal de tu rostro  contra los invasores.
(Los traidores, Lempira, tú lo sabes,  cabalgan en la grupa del imperio).
Sea otra vez consigna  el Peñón de Cerquín.
Convoca en la unidad  a todos los rebeldes.

Sobre tu paz, Honduras,  la orquídea morada  oficia un prolongado Viernes Santo.
La sangre de Pavón y Landaverde  chorrea de tu boca, reciente de martirios.

Chorrea de tu cuerpo  mucha sangre sin nombre,  Honduras desangrada.
(Las malas Compañías  te han desangrado siempre).
Las bases del imperio, como clavos,  hierran tu pobre carne,  Honduras ocupada, Palmerola,
¡corazón ocupado de América Latina!

… Y, sin embargo, Honduras,
limpias bajan tus aguas  como el alma del Pueblo.
Duros, como verdades, perseveran  los guijarros desnudos, en tu cauce.
La niebla, como un código,  protege tus pinares
y el ritmo cauteloso  de tus hijos mejores.
Cimarrones alzados,  montaraces del día,
en las minas de Olancho  los esclavos despiertan
Los mártires de Olancho  vibran al sol sus palmas.
Tercos de rebeldía,  los huesos de Zelaya  levantan su trinchera.
Guadalupe, el testigo,  ha escrito en muchos ojos  sus huellas solidarias.

Llamas de Dios, unidas,  ocotes de la Iglesia,  crecen tus campesinos.
La Palabra germina en sus silencios.

Forjan los sindicatos  los brazos del futuro.
Campesinos y obreros  entrelazan sus pasos,  «taulabés» de la Historia,  «acortando el camino».

Hondureños, hermanos, ¡sed vosotros!
Grabad en cada piedra  de todos vuestros montes y quebradas  esta sola palabra: Dignidad.
Ponte de pie, en la noche,  y urge la madrugada,
Honduras clandestina.
Sean tuyos los montes,  limpios de mercenarios.
Tuyo sea el maíz,  libre de Compañías.
Sea tuya la vida, liberada.

Sobre tu boca, rota  de miseria y de espanto,  el Padre de los pobres  pondrá un guacal de Pascua,  leche y miel de alegría.
Cosecharás cantando  tu siembra de dolores.
No dirán más de ti «la que no es Pueblo».

La Virgen pequeñita de Suyapa  ha recorrido como una paloma  toda la patria herida, y con su vuelo  ha suscitado un aire de promesas.
¡En el Nombre de Dios,  contra todos los dioses,  amanece en tus cerros la esperanza!

Poema del libro ” todavía estas palabras” de Pedro Casaldáliga,hoy tiene  87 años, Obispo Emérito de San Félix de Araguaia,  Brasil. Conocido como el obispo de los pobres, la voz de los indios, los sin tierra y los más pobres de Brasil. Sus palabras trascienden la Amazonia, su mirada viaja por toda la América empobrecida, su lucha es la paz, la justicia y la esperanza, su vida, El evangelio.

“A los que conmigo dicen de rodillas la Palabra,

a cuantos gritan conmigo  -quizá contra los que callan,  siempre contra los que mienten-,

a los que conmigo emplazan  la lenta aurora del Reino, … todavía estas palabras”.

pedro casaldaliga